Una Comunidad Universitaria al Servicio del Desarrollo Humano Sustentable


Carta a la comunidad universitaria por Francisco González

Llegó el tiempo de que hacer emerger lo mejor de nuestras fortalezas personales e institucionales, con el fin de enfrentar con éxito la grave crisis que se nos vino encima a los venezolanos. La situación nos exige movernos con agilidad y sabiduría, con entrega y espíritu de equipo. La calidad de nuestro lugar de trabajo y su permanencia es fundamental para nuestra propia calidad de vida.

 

La formación de personas sigue siendo una tarea fundamental, sobre todo en estos tiempos difíciles. Y esa es nuestra Misión, por lo tanto tenemos que ofrecerles a las personas que buscan conocimientos los mejores servicios académicos, con eficiente acceso y a costos razonables. Para ello necesitamos buscar a nuestros estudiantes allí donde estén, para asegurarles la continuación de su formación. Y debemos buscar nuevas personas que quieran estudiar.

 

Esta tarea exige agilidad en la academia, y la utilización creativa de todos los programas innovadores que tenemos. Para ello debemos conocerlos, mejorarlos, innovarlos y aplicarlos para llegar a todas partes donde sea posible, con las alianzas necesarias y con el uso de los métodos adecuados. Todos debemos conocer esas alternativas, para aplicarlas eficientemente.

 

Por otra parte la administración y los procedimientos deben ponerse a la altura de estos desafíos. Hay que moverse bien y rápido en este marco de hiperinflación. Por ello todos los servicios administrativos deben ponerse al servicio de la academia para contar con más y mejores estudiantes. Para entregarles nuestros bienes con calidad y recibir también muy ágilmente sus matrículas y pagos correspondientes, que le permitan a la Universidad honrar sus compromisos, sobre todo con la comunidad de personas que somos.

 

Vamos a demostrar que nuestra comunidad universitaria es capaz de salir airosa de esta dura etapa que nos toca vivir. Y mucha gente verá como este proyecto fue capaz de responder con ética y calidad a los recios desafíos del presente.

Los invito a incorporarse a los equipos de trabajo designados por las autoridades universitarias. A ofrecer sus talentos en esta hora y esta tarea que el devenir nos puso en el camino.

 

Dios nos bendiga a todos.

 

 

Francisco González Cruz

Rector Fundador